Commute

¿Cuánto tiempo de tu vida pierdes yendo al trabajo?

Puede que seas afortunado y llegues al trabajo en bicicleta en pocos minutos, o mejor aún, puede que vivas tan cerca de la oficina que llegues caminando. Pero estos casos son excepcionales, la mayoría tienen que viajar en coche o transporte público y soportan a diario el agotador camino al trabajo. Este trayecto es una parte del día que nos estresa y nos hace infelices ya que a nadie le gusta ni llegar tarde a casa ni perder su tiempo. Y es que si ese tiempo no es ni para la empresa ni para nosotros, ¿por qué no invertirlo haciendo deporte, pasando más tiempo con nuestras familias, paseando al perro o simplemente aprovechando la vida como a uno le apetezca?


El tiempo que tenemos que invertir en ir y venir del trabajo supone una carga física y metal. Este estudio "Your commute is killing you" en resumen indica que odiamos perder el tiempo en el viaje al trabajo y de vuelta a casa, y lo relaciona con un incremento en el riesgo de obesidad, dolores de cuello, estrés, preocupación, transtornos del sueño y divorcio. Aunque pueda parecer un poco alarmista ¿a que seguro que inviertes menos tiempo al día haciendo deporte que el que pasas haciendo nada de casa al trabajo y viceversa?


Además para las empresas es una pérdida, ya que cuanto más tiempo pasan sus empleados en el viaje al trabajo más aumenta:



  1. El absentismo laboral.

  2. Dismunición de la productividad debido a empleados que llegan tarde.

  3. Dismunición de la productividad debido al estrés.

  4. Disminución del compromiso de los empleados. 

  5. Más dificultad para contratar nuevos empleados.

  6. Más dificultad para retener empleados en la empresa.


 


Restaurar la motivación de empleados que pasan demasiado tiempo en el viaje al trabajo y a sus casas no es tan complicado como puede parecer, pero requiere de compromiso por parte de la empresa. La solución es tan fácil como facilitarles una infraestructura que les permita trabajar desde casa cuando lo necesiten y flexibilizar los horarios ya que el objetivo no debería ser trabajar unas horas fijas sino lograr unas metas concretas. Así un empleado podrá mejorar su salud, estar más satisfecho, y por tanto más comprometido, y se centrará en terminar sus metas lo antes posible en vez de arrastrasre como un zombie por la oficina contando las horas hasta "poder" salir. 


Si te preguntas cómo de viable es esto para las empresas, piensa que si hubieramos preguntado hace 20 años a un empleado cualquiera que opinaría de trabajar desde su casa o una cafetería, seguro que se hubiera partido de risa. Le hubiera parecido una tontería. La tecnología no lo permitía. Sin embargo, hoy esto es una realidad, en España cada vez más empresas permiten a sus empleados trabajar desde casa. Entonces ahora pregúntate ¿cómo crees que será el futuro de las oficinas? ¿cómo crees que trabajarán los niños nacidos con un iPad debajo del brazo? Nosotros predecimos que será algo así.


 


 


Redes sociales



Kobabunga te da voz dentro de tu empresa.

- Compártelo en Twitter -

Kobabunga pregunta

¿ Cómo sería tu trabajo ideal ?

Participa en nuestra encuesta.